sábado, octubre 5

El estreno

Pietr Piskozub, la víctima.
Doña MaJosé, la consejera tuitera, se ha estrenado. Con un comunicado muy político, o sea, vacío e insultante a la inteligencia con relación a la muerte de un pobre inmigrante de 30 kilos que ha tenido ocurrencia de morirse a las pocas horas de ser dado de alta en un servicio de urgencias hospitalario. Pobrecito del R1 que haya firmado ese alta, a las dos de la mañana, reventado de horas trabajando como un mulo, con poca experiencia y presionado por el sistema, los adjuntos y demás caterva vestida de blanco.
A doña MaJosé, la tuitera, se le conoce hasta ahora que es amigueta de La Susánida, que no es sanitaria y que sabe agitar el botafumeiro a la mano que le da de comer, y a partir de ahora también sabemos que es capaz de hilvanar muchas palabras sin decir absolutamente nada. Así, ha dicho que va a abrir una "investigación reservada" para "esclarecer hasta el último detalle la actuación que se prestó y tomar las medidas disciplinarias y organizativas que correspondan» y expresa su «absoluta disposición a colaborar en la investigación judicial que se mantiene abierta para ofrecer todos los datos e información necesaria para que se esclarezcan los hechos". 
¿Qué clase de mierda es eso de 'reservada'? ¿Reservada de qué o de quién o para qué? Menudo estreno de doña MaJosé, la tuitera, la bloguera, con ese discursito vacío y repugnante. Yo adelanto el resultado de la investigación: las urgencias hospitalarias andaluzas están llevadas por médicos inexpertos e insuficientes y presionados hasta la extenuación, lo que pasa es que morir no es tan fácil. ¿Cuántas altas indebidas se dan al cabo del día y no pasa nada? Innumerables. Lo que ha pasado es que ahora se dio de alta a un pobre muchacho que no pudo aguantar el vuelva usted mañana.

No hay comentarios: