martes, mayo 15

Guinness of Assholeness

Esta vez me invento un premio para mi persona, y además con licencia idiomática. Lo digo por lo de assholeness, o sea, gilipollez. Guinness of Assholeness para Florencio Ruiseñor por tardar tan solo una semana en arrepentirse de su voto.

Porque esa es la cara que se me ha quedado al ver cómo arranca la legislatura andaluza, ya que yo, votante de IU -hasta hoy quiero decir- pensaba que aquí iba a empezar la reconquista. Y resulta que aquí somos más imbéciles que en cualquier sitio, que Rajoy pide que recortemos 2.700 millones y va el PSOE-A y dice que no, que 3.500 millones queda más redondito, a costa de los pringaos de los empleados públicos. Y va Dieguito el bollullero y dice que no nos preocupemos, que es solo temporal. Dieguito, qué rico es pisar moqueta, ¿eh, colega? pues sabes qué te digo: que te vayas p´a tu keli, antes de hacerle más daño a IU.
Miedo me da pensar qué estará pasando por la cabecita de doñaMariajezú.


No hay comentarios: