lunes, enero 2

Ana Mato, otra vez.

Y lamentablemente no será la última. Tras varios trabalenguas con el término violencia de género vuelve ahora a la carga nuestra public-health killer favorita después de haberse dado la sesión diaria de rayos UVA, olvidando en su discurso que la Sanidad deber ser pública y gratuita. ¿Tan poco obvia es la cosa que se olvida?¿O acaso tiene previsto hacer desaparecer estas característica de la misma?Miedo me da esta ministra coppertone cada vez que abre la boca.
Es que tantos UVA no pueden ser buenos. Pérdida de agudeza visual cuando no vio el Ferrari en su garaje, dislalia con las definiciones y amnesia...hummmm...Yo que ella me hacía un TAC.

No hay comentarios: