domingo, febrero 27

To EBEP or not to EBEP

El EBEP es el Estatuto Básico del Empleado Público, el SAS es un organismo público, nosotros trabajamos para el SAS, luego nosotros somos empleados públicos. Y, por ende, estamos acogidos al EBEP. Quien no se haya perdido en el silogismo compartirá la conclusión, menos los gallifantes del SAS que cuando les convino nos quisieron excluir del él, como fue en el caso de los días de asuntos personales por antigüedad. Estuvieron tres años denegándolos sistemáticamente hasta que de forma masiva acudimos a los tribunales, colapsándolos, para que por lo menos nos indemnizaran por los días que no pudimos disfrutar. Me consta que incluso altas instancias de la judicatura andaluza dieron un tirón de orejas a los gallifantes por provocarar el colapso de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Andalucía con pleitos que no tenían razón de ser una vez sentada jurisprudencia, y al fin han transigido y desde 2010 conceden esos días. Claro que para no perder su idiosincrasia obligan a los otros trabajadores a que asuman las tareas del compañero que descansa. ¿Alguien se sorprende de esto?

5 comentarios:

Jomeinitler dijo...

Si yo te contara. Una vez hasta en un trabajo cogieron antes a un chico diagnosticado de esquizofrenia que a mi. Te lo puedes creer! Todo el mundo sabe que los psicoticos son agresivos e incontrolables. No son personas normales.

concienciado dijo...

Apoyo total a Jomeinitler. Los estudios demuestran fehacientemente que uno de cada diez psicoticos acaban cometiendo asesinatos. Encierro obligatorio para esa gente ya.

Florencia ruiseñor dijo...

Puagggg!!!! Psicóticos puagggg!!!!

Florencio Ruiseñor dijo...

Imagino que venís del blog de la Dra. Jomeini. Quizá no suscribiría el comentario de Florencia pero lo cierto es que estamos vendidos con estos pacientes descontrolados.


http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/25/madrid/1298636945.html

vidarota dijo...

Me has convencido. Tus argumentos son irrefutables. Jomeinitler tiene razón. El odio por no ser como los demás y no dar la talla me lleva a estas situaciones. Soy tan poca cosa.