lunes, diciembre 20

Mapas de cuidado(s) (I)

La Enfermería bienpensante no deja de reinventarse falsamente a base de capas espesas de maquillaje, a mi parecer, cada vez más grotescos. Y digo falsamente porque desde el invento del PAE todo lo que ha venido detrás ha sido querer vender innovaciones donde solo ha habido retoques, ostentosos, sí, pero retoques al fin y al cabo. Ha sido como abrir el árbol de navidad -comprado en los chinos imitando a los americanos- en medio de un salón vacío (momento PAE) y posteriormente sobrecargarlo de bolas de colores brillantes (momentos NANDA-NIC-NOC) para terminar quitándolo todo y ponerlo de nuevo, quedando igual de artificialmente ornamental (momento Mapas de Cuidados).

Seguramente que falte más de un momento glorioso que se le haya escapado a este profesional, ameba entre las amebas, ignorante de toda la parafernalia teórico-docente-investigadora, así que pido perdón si algún purista despistado ha aterrizado por error en este humilde blog. Lo que no quita que siga abundando en el tema porque es que este da mucho de sí.

4 comentarios:

Tona dijo...

Has expresado bien claro la fotografía del momento.
Estoy muy de acuerdo contigo, pero no quiero que se me eche a los leones.
Nuestra profesión se reinventa cíclicamente.Me gustaría saber por qué sucede esto.

Florencio Ruiseñor dijo...

Tona,discrepar no es motivo para echar a nadie a los leones, en todo caso creo que no me equivocaría si dijera que somos más quienes discrepamos que los bienpensantes.
El motivo de la reinvención cíclica supongo que será por el poco calado que tienen sus propuestas en la enfermería de base.

Tona dijo...

Las plantillas no se ajustan a ese tipo de desarrollo del trabajo, y al final es el pez que se muerde la cola. Mucho mando y poca infantería.

Florencio Ruiseñor dijo...

Sí, pero se dedica mucho esfuerzo en que en dejar papeles teóricos y ninguno en dotar la plantilla de suficientes recursos. Claro que lo primero les da mucho dinero y lo otro ni un euro.