viernes, septiembre 10

Especialidades nuevas (y II)

En época de crisis no se entiende demasiado bien que la creación de especialidades enfermeras vaya vinculada, como afirma la OCENF, “con el puesto de trabajo, es decir, los puestos en hospitales de enfermeros especialistas sólo podrán ser cubiertos por profesionales que estén en posesión de dicho título”. Conociendo la trayectoria de gestión en el SAS, y por extensión del SNS, o bien la puesta en marcha tardará muchos años en ver la luz o, peor, amortizarán plazas básicas por especialistas lo que será sin lugar a dudas una fuente de conflictos en la profesión.

Desde el punto de vista profesional será difícil compaginar en puestos idénticos a enfermeros distintos, supuestamente, con sueldos distintos, y desde el punto de vista laboral, será una lucha por ocupar puestos en AP por parte de enfermeros con decenas de años de trabajo hospitalario contra aquellos recién especializados en Familiar y Comunitaria. Y esto sólo para abrir boca que, cuando los talentos del SAS se pongan zarpas a la obra la posibilidad de enfrentamientos puede crecer exponencialmente. No lo quiero ni pensar.

No hay comentarios: