martes, septiembre 28

viernes, septiembre 10

Especialidades nuevas (y II)

En época de crisis no se entiende demasiado bien que la creación de especialidades enfermeras vaya vinculada, como afirma la OCENF, “con el puesto de trabajo, es decir, los puestos en hospitales de enfermeros especialistas sólo podrán ser cubiertos por profesionales que estén en posesión de dicho título”. Conociendo la trayectoria de gestión en el SAS, y por extensión del SNS, o bien la puesta en marcha tardará muchos años en ver la luz o, peor, amortizarán plazas básicas por especialistas lo que será sin lugar a dudas una fuente de conflictos en la profesión.

Desde el punto de vista profesional será difícil compaginar en puestos idénticos a enfermeros distintos, supuestamente, con sueldos distintos, y desde el punto de vista laboral, será una lucha por ocupar puestos en AP por parte de enfermeros con decenas de años de trabajo hospitalario contra aquellos recién especializados en Familiar y Comunitaria. Y esto sólo para abrir boca que, cuando los talentos del SAS se pongan zarpas a la obra la posibilidad de enfrentamientos puede crecer exponencialmente. No lo quiero ni pensar.

jueves, septiembre 9

Especialidades nuevas (I)

DonMázimo, ese señor que frecuentemente se autoerige presidente los enfermeros españoles pero que en realidad sólo lo es de aquellos que están colegiados, como digo, donMázimo ha dicho en esa publicación propagandística llamada, puede que de forma engañosa, Enfermería Facultativa un editorial muy en su línea del que extraigo esta perla megaloenfermera donde las haya no exenta de una dosis de demagogia a modo de aderezo. Dice así:

"...la aprobación de la nueva especialidad de Enfermería Pediátrica, cabe señalar que la fecha en la que ha sido aprobada es el mejor homenaje que la profesión podía haber hecho al pequeño Rayán, cuando se cumplía un año de su trágica muerte. Le enfermería española llevará a este bebé en su corazón y en su recuerdo...Podemos decir que la enfermería está recorriendo el camino necesario para que nunca más se trate de obligar a un profesional a llevar a cabo una asistencia sanitaria especializada para la que no esté preparado ni acreditado".

Lo realmente preocupante para la profesión es que este señor se esté creyendo ya a estas alturas las cosas que dice. Qué miedo.