lunes, julio 19

Tutorías

Está cada día más claro que el tijeretazo no es para todos, o por lo menos no para todo. Por ejemplo, en mi hospital ha brotado espontáneamente una nueva especie: el tutor. Veréis, se trata de una figura creada para instruir someramente al personal que sustituye vacaciones con la novedad de que lo hace en el mismo puesto de trabajo. Para ello han nombrado a un par de enfermeras de la unidad que, en sus días de descanso, tutorizan durante un día la jornada de trabajo de una enfermera recién contratada.

A esto que parece una buena idea –en principio lo es- le fallan, como siempre, las formas de este SAS de hacer las cosas. Primero que sólo unas iniciadas se han enterado de lo que se estaba preparando con tanto misterio y, segundo, que estas tareas de tutorización van a ser generosamente retribuidas con cargo al presupuesto de Formación del hospital. Las iniciadas, como siempre, dicen que no saben nada de lo que van a cobrar insinuando que lo hacen casi por amor al arte y que no les interesa el tema crematístico, tratando de esquivar lo espinoso de verse involucrado en un asunto de enchufismo. Pero parece que superará los 50 euros la hora de tutorización por lo que una mañanita explicando obviedades al personal de nueva incorporación les reportará casi 400 euros, o más. Para esto no hay tijeretazos que valgan.

Pero el motivo del post no es éste, aunque ya así tiene suficiente entidad para hacerlo, sino que además hay un proceso de evaluación de los resultados de la tutorización pero para los que no hay presupuesto y, claro, las iniciadas altruistas dicen que con ellas no cuenten, que la evaluación la hagan los pringadillos que realmente estamos formando a este personal diariamente trabajando con ellos a pie de cama. Y, claro, gratis.

Una pedorreta es la primera idea gráfica que se me vino a la cabeza cuando vi el formulario de evaluación que me fue entregado por la tutorista remunerada para que lo cumplimentara pero yo, que soy muy educado, decliné sonriente la invitación recordándole que, como ella, no trabajo gratis, que el SAS no es en ninguna ONG. Y por la cara de sorpresa que puso creo que no terminó de entenderlo. No sé.

Pifias técnicas

Seguro que todos tenemos nuestro pequeño diccionario con las pifias que cometen día a día los pacientes, que a base de oír palabrejas técnicas y añadirles su propia creatividad nos hacen sonreír en muchas ocasiones.

Todos habremos oído más de una vez reclamarnos el ‘Citrón’ que son más de las siete, que pongamos la ‘jesulina’ antes de comer, que si han llegado los resultados del ‘cautivo’ de orina o que le pongamos el ‘edema’ porque lleva varios días sin ‘obrar’ pero que se lo pongamos con una 'onda'. Referencia especial a aquellos que corrigen nombres en base a reglas gramaticales, como cuando dicen ‘la quimia’ a pesar de nos oyen decir ‘la quimio’, pero claro, si decimos ‘la’, en femenino, cómo se nos ocurre decir ‘quimio’ en masculino, nada, nada, se dice ‘la-quimia’.

Pero yo quería en este post darnos un baño de humildad y relatar algunas pifias sanitarias leídas en registros de enfermería y documentos de ingreso. Ahí van unos cuantos diagnósticos:

Uropatía destructiva

Miocardiopatía diluída

Neutroplenia febril

Insuficiencia descomensada

Hemesis

Y ahora tratamientos:

Sucalfrato

Teicoplamina

Ferrogradumet

Cefotaxina

Amilodipino

Y una mención especial par algunas pruebas complementarias como el TAC y el PET –en vez de la TAC o la PET.

viernes, julio 2

Sumis@S

El Boletín de Autopropaganda Endogámica llamado IntereS@S -yo lo llamo SumiS@S- habitualmente usado para congraciarse con el personal poco acostumbrado a la crítica del sistema, ha sido usado esta vez por doñaMariajezú para dar el caramelito a quienes ella sabe sumisos y poco dados a la protesta. Lo copioypego aquí pero sin perder la oportunidad de exponer mis reticencias, claro.

Estimadas compañeras y estimados compañeros (perdone, pero usted lleva años dejando claro que es la jefa, nada de compañera):

Me gustaría aprovechar la posibilidad que me brinda ‘IntereS@S’ (¿Que le brinda?, pero si es su instrumento de propaganda, bien podría ahorrárselo, que estamos en crisis) de poder comunicarme con vosotros para agradeceros, en estos momentos difíciles, todo el esfuerzo que estáis realizando día a día por mantener el prestigio del Sistema Sanitario Público de Andalucía y los índices de calidad asistencial que le caracterizan (gracias a los profesionales y muy a pesar de los dirigentes).

Estamos atravesando una etapa económica árida, que ha abocado a adoptar medidas excepcionales de reducción del déficit público como la rebaja salarial en vuestras retribuciones (ah, ¿en las suyas no, doñaMariajezú?). Os reitero nuevamente mi agradecimiento y el de todos los gestores de la sanidad pública andaluza por el esfuerzo que estáis realizando (no estamos realizando ningún esfuerzo adicional, sólo nos estamos j*diendo, oiga) en estas extraordinarias circunstancias, por la capacidad de adaptación (insisto, sólo nos estamos j*diendo, oiga) a las mismas y por el afán de superarlas con el trabajo cotidiano, realizando un servicio a la ciudadanía, aún más cercano y humanizado si cabe, en estos días en los que tanto lo necesita.

No quiero dejar pasar la oportunidad para trasladaros también mi confianza en el potencial de nuestra comunidad, y especialmente en el sector de innovación en salud, para superar esta coyuntura actual y progresar hacia avances económicos (pero,¿de qué habla esta señora por Dios).

Un afectuoso saludo(quite, quite, pesada),

Mª Jesús Montero Cuadrado
Consejera de Salud
Junta de Andalucía

Yo creo que cerrar fulminantemente esta publicación ayudaría a reducir el déficit público, así como su coche oficial, sus móviles de última generación y otros etcéteras que no puedo seguir enumerando sin tomar antes algún antiemético potente.