domingo, marzo 21

Mi jefa recorta mis retribuciones

Así es, y cada año será más. Me ha metido en su despacho y, como al resto de compañeros, ha procedido, sin que yo se lo haya pedido ni me apetezca, a explicarme su particular percepción de mí como profesional. Hay que aclarar que de sus siete horas de jornada laboral dedica tan sólo unos minutos al día a visitar la unidad pues su apretada agenda de reuniones y llamadas de móvil le impiden estar más tiempo, por lo que sus percepciones del personal se basan en lo que le cuenten sus topos y/o lugartenientes en la unidad. Y según esto soy un enfermero bastante aceptable pues me evalúa con sobresaliente pero, ay, que como no hago cursos en mis horas de descanso laboral pues me rebaja la nota a un notable bajo.
Este año la evaluación arbitraria de las supervisoras será un 20% del total de productividad pero la tendencia es que llegará al 40% en breve, por lo que casi la mitad de estas retribuciones estará en manos de estas señoras y señores. Y tal como se ve, con este complemento no se trata de premiar sino de castigar a quienes, como yo, no hagan cursos -da igual de qué traten, el caso es hacerlos- en horas de descanso.
Tan sólo añadir que las empresas tienen obligación de formar a sus trabajadores en horario laboral.


No hay comentarios: