lunes, febrero 15

Jefes y viceversa

El ecológico 6 es el turno que nos toca sufrir a muchas amebas epsilonas del SAS, que consiste en trabajar dos días de mañana, dos de tarde, dos de noche y descansar cuatro - lo de cuatro es un decir, pues el primero de ellos es el saliente de la última noche-.
Estaba yo desayunando plácidamente en mi segundo descanso -el mejor, pues es el primero que se disfruta realmente y el más lejano a la primera mañana de trabajo-, cuando me llama mi supervisora para ver si podría trabajar esa tarde a cambio de un descanso en otro día sin determinar, pues "no tenía a nadie para cubrir una ausencia". Hay tres subclases de amebas epsilonas, una de ellas iría de buen grado de cara a la galería y a regañadientes en petit comité; otras pondrían alguna manida excusa del tipo "no tengo con quien dejar al niño"; y una última subclase muy minoritaria le respondería que vaya ella a cubrir ausencias alguna vez, que también es enfermera de la unidad, hombre ya.

Yo pertenecía a este tercer grupo de amebas impertinentes pero con el tiempo he aprendido a no crearme demasiados enemigos por la alturas innecesariamente, así que le respondí con voz trémula que "no me venía bien", eso sí, sin dar más explicaciones, que uno tiene aún si dignidad. Con ello se consigue transmitir que no me da la gana de interrumpir mis descansos sin nada a cambio -igual que las jefas, vaya-, a la vez que quedar bien formalmente. No sé si he creado una nueva subclase de amebas o es la misma que la segunda. Qué lío.

3 comentarios:

Dorotea dijo...

Es gracioso, porque yo creo que pertenezco a los 3 tipos de amebas y las voy intercambiando dependiendo del día que tenga...será falta de personalidad o que soy tripolar???Un verdadero lío

Anónimo dijo...

Pues sí, es de tenerla dura... por q ocurren esas cosas? no entiendo el hecho de acomodarse y pasar a una mejor vida siendo por ejemplo supervisora en el sas... pues ve tú tia( mi pensamiento interno).... jajaja yo tb soy del tercer grupo, pero esq jamás entenderé la acomodación en un trabajo sanitario :(
saludos de una ameba feliz porq amo mi trabajo :)

Florencio Ruiseñor dijo...

Dorotea, de esos líos que tienes a veces es en lo que fundamentan su gestión. Y gracias a la buena voluntad de la gente ganan complementos y productividades. Puede que si tuvieras este tipo de argumentos siempre en mente no tendrías tantos líos. Saludos.

Anónimo,en tantos años de profesión nunca, repito, nunca vi a una supervisora doblar turno para cubrir ausencias. Unas porque son incapaces para realizar ya trabajo asistencial pero ¿y el resto por qué?. No lo sé, pero a mí que no me vengan con 'el moco caído'. Saludos.