martes, enero 19

El hito y el mito

Parece ser -hay que ser cautos, visto lo visto- que ya podemos prescribir. Para ser más exactos, algunos de nosotros podemos prescribir pues no todos somos dignos de la elevada tarea de liberar a otros colectivos del 'receteo' cuasi burocrático. Al menos eso se desprende de las perlas que van soltando los mandos intermedios del hospital en cuanto a quiénes serán los formados/elegidos para poder arrancar talones del talonario, que no seremos todos pues por 'motivos organizativos' -este término no bien explicado- sólo podrán hacerlo las supervisoras y las enfermeras teniente-alcalde, como yo llamo cariñosamente a las compañeras de mañanas fijas.
Y hasta aquí puedo leer pues estamos hablando de sólo palabras que no sabemos con exactitud en qué quedarán. Ya habrá tiempo de despacharse a gusto.


No hay comentarios: