miércoles, diciembre 29

2010, según la OCENF

Nueva y empalagosa entrega del boletín autopropagandístico de la Organización Colegial del Enfermería, esta vez a modo de sinopsis del, según ellos, apoteósico año que acaba. El panfletario Diario Enfermero no tiene desperdicio y pone a prueba el estómago mejor entrenado para contener el vómito. Ahí van algunas perlas:

"El trepidante desarrollo que ha experimentado la profesión planteó una serie de objetivos ineludibles que van a dotar a la enfermería de una serie de competencias que beneficiarán a todos los usuarios del Sistema Nacional de Salud.

Los meses venideros prometen deparar también grandes y gratas sorpresas a la enfermería española y para ello todos sus profesionales deben estar preparados para estos avances sin precedentes.

Para poder acceder al nivel de retribución A1, el más alto, es imprescindible tener la titulación de Grado, por lo que el objetivo es facilitar a los enfermeros el poder reunir todos los requisitos necesarios para acceder a este nuevo nivel profesional.

La enfermería sigue pues avanzando en su camino hacia un desarrollo profesional acorde a su realidad asistencial".

Para quien crea que puede aguantar el documento íntegro que pinche aquí, bajo su responsabilidad. Por mi parte me pregunto si hay alguien que pueda creerse que ha sido trepidante el desarrollo de la profesión, que las grandes sorpresas que nos esperan van a ser gratas o que alguna vez vamos a cobrar el nivel A1, etc. Pague usted colegio para esto. El día que deje de serme rentable la asesoría jurídica me borro.


La inocentada del SAS


Menuda broma la que nos ha gastado el SAS en la paga extra. En mi caso, unos 300 euros menos. Y encima, rezando para el año que viene como aquel que pedía "virgencita, por lo menos déjame como estaba..."

viernes, diciembre 24

Mapas de cuidado(s) (II)

Hay que reconocerles a estas compañeras, tan estudiosas del futuro profesional, un arte espectacular a la hora de bautizar hitos enfermeros, digno del más puro estilo rococó. Si bien empezaron por denominaciones austeras como Proceso de Atención de Enfermería, rápidamente evolucionaron hacía modismos enrevesados que constituyen, a día de hoy, un verdadero trabalenguas para más de una ameba seudópoda. Me refiero, por ejemplo, a la aliteración foránea NANDA-NIC-NOC.

Cuando ya creíamos que se había llegado al éxtasis creativo con la denominación de origen ‘Planes de Cuidados’ hace poco –al menos eso creo yo- se dejan caer con el mayestático ‘Mapas de Cuidados’. Yo, particularmente, me enteré a bocajarro de semejante locución cuando mi inefable supervisora me conminó a inscribirme en un curso sobre este enigma que ella calificó de ‘obligatorio’ porque en breve todo nuestro trabajo no podría entenderse sin la elaboración de tales mapas. Lo de la obligatoriedad se lo desmonté con un par de frases lapidarias y una sonrisa de benevolencia que no sé de dónde me la saqué, pues ya no me quedan muchas, y lo de la necesidad de mapas para llevar adelante la unidad me lo reservé para mejor ocasión. Si en aquel momento hubiera sabido qué eran los mapas de cuidado –lo pongo así en singular pues resulta más ridículo- la sonrisa esbozada hubiera sido sustituida por una sonora carcajada.

lunes, diciembre 20

Mapas de cuidado(s) (I)

La Enfermería bienpensante no deja de reinventarse falsamente a base de capas espesas de maquillaje, a mi parecer, cada vez más grotescos. Y digo falsamente porque desde el invento del PAE todo lo que ha venido detrás ha sido querer vender innovaciones donde solo ha habido retoques, ostentosos, sí, pero retoques al fin y al cabo. Ha sido como abrir el árbol de navidad -comprado en los chinos imitando a los americanos- en medio de un salón vacío (momento PAE) y posteriormente sobrecargarlo de bolas de colores brillantes (momentos NANDA-NIC-NOC) para terminar quitándolo todo y ponerlo de nuevo, quedando igual de artificialmente ornamental (momento Mapas de Cuidados).

Seguramente que falte más de un momento glorioso que se le haya escapado a este profesional, ameba entre las amebas, ignorante de toda la parafernalia teórico-docente-investigadora, así que pido perdón si algún purista despistado ha aterrizado por error en este humilde blog. Lo que no quita que siga abundando en el tema porque es que este da mucho de sí.

viernes, diciembre 10

Tiempo de cambio

Este último año estuve muy ocupado adaptándome a mi nueva unidad procedente de 'remar en galeras' en la caótica planta en la que había estado sobreviviendo. En seis años habían pasado por ella tres supervisoras y el personal de nueva incorporación entraba con demasiada frecuencia para tapar los agujeros que dejaban quienes se fugaban en cuanto podían. Tres o cuatro meses al año se cerraba aprovechando la bajada de actividad del verano llegándose alguna vez hasta a abrir en diciembre, meses durante los cuales íbamos al rotin sin respetar el cuadrante anual.
En este contexto de Enfermería de hospital de campaña nació este blog con vocación de denuncia de las circunstancias laborales y profesionales de la Enfermería pública andaluza en contraste con la linea teórica defendida 'de boquilla' tanto por el SAS como por la Enfermería docente y publicadora. El cambio de destino se ha traducido en una bajada en la actividad del blog quizá debida al relax de trabajar mejor, mucho, pero mejor. El mejor ratio enfermera-paciente hizo el 'milagro'.
Pero el balón de oxigeno que supuso el cambio de unidad se agota, la crisis aprieta y el deterioro aumenta y se hace perceptible. Esto y el ánimo que algunos de vosotros me dais me impulsa de nuevo a seguir contando las desventuras de un enfermero andaluz para sobrevivir en el SAS.

sábado, octubre 30

martes, septiembre 28

viernes, septiembre 10

Especialidades nuevas (y II)

En época de crisis no se entiende demasiado bien que la creación de especialidades enfermeras vaya vinculada, como afirma la OCENF, “con el puesto de trabajo, es decir, los puestos en hospitales de enfermeros especialistas sólo podrán ser cubiertos por profesionales que estén en posesión de dicho título”. Conociendo la trayectoria de gestión en el SAS, y por extensión del SNS, o bien la puesta en marcha tardará muchos años en ver la luz o, peor, amortizarán plazas básicas por especialistas lo que será sin lugar a dudas una fuente de conflictos en la profesión.

Desde el punto de vista profesional será difícil compaginar en puestos idénticos a enfermeros distintos, supuestamente, con sueldos distintos, y desde el punto de vista laboral, será una lucha por ocupar puestos en AP por parte de enfermeros con decenas de años de trabajo hospitalario contra aquellos recién especializados en Familiar y Comunitaria. Y esto sólo para abrir boca que, cuando los talentos del SAS se pongan zarpas a la obra la posibilidad de enfrentamientos puede crecer exponencialmente. No lo quiero ni pensar.

jueves, septiembre 9

Especialidades nuevas (I)

DonMázimo, ese señor que frecuentemente se autoerige presidente los enfermeros españoles pero que en realidad sólo lo es de aquellos que están colegiados, como digo, donMázimo ha dicho en esa publicación propagandística llamada, puede que de forma engañosa, Enfermería Facultativa un editorial muy en su línea del que extraigo esta perla megaloenfermera donde las haya no exenta de una dosis de demagogia a modo de aderezo. Dice así:

"...la aprobación de la nueva especialidad de Enfermería Pediátrica, cabe señalar que la fecha en la que ha sido aprobada es el mejor homenaje que la profesión podía haber hecho al pequeño Rayán, cuando se cumplía un año de su trágica muerte. Le enfermería española llevará a este bebé en su corazón y en su recuerdo...Podemos decir que la enfermería está recorriendo el camino necesario para que nunca más se trate de obligar a un profesional a llevar a cabo una asistencia sanitaria especializada para la que no esté preparado ni acreditado".

Lo realmente preocupante para la profesión es que este señor se esté creyendo ya a estas alturas las cosas que dice. Qué miedo.

lunes, julio 19

Tutorías

Está cada día más claro que el tijeretazo no es para todos, o por lo menos no para todo. Por ejemplo, en mi hospital ha brotado espontáneamente una nueva especie: el tutor. Veréis, se trata de una figura creada para instruir someramente al personal que sustituye vacaciones con la novedad de que lo hace en el mismo puesto de trabajo. Para ello han nombrado a un par de enfermeras de la unidad que, en sus días de descanso, tutorizan durante un día la jornada de trabajo de una enfermera recién contratada.

A esto que parece una buena idea –en principio lo es- le fallan, como siempre, las formas de este SAS de hacer las cosas. Primero que sólo unas iniciadas se han enterado de lo que se estaba preparando con tanto misterio y, segundo, que estas tareas de tutorización van a ser generosamente retribuidas con cargo al presupuesto de Formación del hospital. Las iniciadas, como siempre, dicen que no saben nada de lo que van a cobrar insinuando que lo hacen casi por amor al arte y que no les interesa el tema crematístico, tratando de esquivar lo espinoso de verse involucrado en un asunto de enchufismo. Pero parece que superará los 50 euros la hora de tutorización por lo que una mañanita explicando obviedades al personal de nueva incorporación les reportará casi 400 euros, o más. Para esto no hay tijeretazos que valgan.

Pero el motivo del post no es éste, aunque ya así tiene suficiente entidad para hacerlo, sino que además hay un proceso de evaluación de los resultados de la tutorización pero para los que no hay presupuesto y, claro, las iniciadas altruistas dicen que con ellas no cuenten, que la evaluación la hagan los pringadillos que realmente estamos formando a este personal diariamente trabajando con ellos a pie de cama. Y, claro, gratis.

Una pedorreta es la primera idea gráfica que se me vino a la cabeza cuando vi el formulario de evaluación que me fue entregado por la tutorista remunerada para que lo cumplimentara pero yo, que soy muy educado, decliné sonriente la invitación recordándole que, como ella, no trabajo gratis, que el SAS no es en ninguna ONG. Y por la cara de sorpresa que puso creo que no terminó de entenderlo. No sé.

Pifias técnicas

Seguro que todos tenemos nuestro pequeño diccionario con las pifias que cometen día a día los pacientes, que a base de oír palabrejas técnicas y añadirles su propia creatividad nos hacen sonreír en muchas ocasiones.

Todos habremos oído más de una vez reclamarnos el ‘Citrón’ que son más de las siete, que pongamos la ‘jesulina’ antes de comer, que si han llegado los resultados del ‘cautivo’ de orina o que le pongamos el ‘edema’ porque lleva varios días sin ‘obrar’ pero que se lo pongamos con una 'onda'. Referencia especial a aquellos que corrigen nombres en base a reglas gramaticales, como cuando dicen ‘la quimia’ a pesar de nos oyen decir ‘la quimio’, pero claro, si decimos ‘la’, en femenino, cómo se nos ocurre decir ‘quimio’ en masculino, nada, nada, se dice ‘la-quimia’.

Pero yo quería en este post darnos un baño de humildad y relatar algunas pifias sanitarias leídas en registros de enfermería y documentos de ingreso. Ahí van unos cuantos diagnósticos:

Uropatía destructiva

Miocardiopatía diluída

Neutroplenia febril

Insuficiencia descomensada

Hemesis

Y ahora tratamientos:

Sucalfrato

Teicoplamina

Ferrogradumet

Cefotaxina

Amilodipino

Y una mención especial par algunas pruebas complementarias como el TAC y el PET –en vez de la TAC o la PET.

viernes, julio 2

Sumis@S

El Boletín de Autopropaganda Endogámica llamado IntereS@S -yo lo llamo SumiS@S- habitualmente usado para congraciarse con el personal poco acostumbrado a la crítica del sistema, ha sido usado esta vez por doñaMariajezú para dar el caramelito a quienes ella sabe sumisos y poco dados a la protesta. Lo copioypego aquí pero sin perder la oportunidad de exponer mis reticencias, claro.

Estimadas compañeras y estimados compañeros (perdone, pero usted lleva años dejando claro que es la jefa, nada de compañera):

Me gustaría aprovechar la posibilidad que me brinda ‘IntereS@S’ (¿Que le brinda?, pero si es su instrumento de propaganda, bien podría ahorrárselo, que estamos en crisis) de poder comunicarme con vosotros para agradeceros, en estos momentos difíciles, todo el esfuerzo que estáis realizando día a día por mantener el prestigio del Sistema Sanitario Público de Andalucía y los índices de calidad asistencial que le caracterizan (gracias a los profesionales y muy a pesar de los dirigentes).

Estamos atravesando una etapa económica árida, que ha abocado a adoptar medidas excepcionales de reducción del déficit público como la rebaja salarial en vuestras retribuciones (ah, ¿en las suyas no, doñaMariajezú?). Os reitero nuevamente mi agradecimiento y el de todos los gestores de la sanidad pública andaluza por el esfuerzo que estáis realizando (no estamos realizando ningún esfuerzo adicional, sólo nos estamos j*diendo, oiga) en estas extraordinarias circunstancias, por la capacidad de adaptación (insisto, sólo nos estamos j*diendo, oiga) a las mismas y por el afán de superarlas con el trabajo cotidiano, realizando un servicio a la ciudadanía, aún más cercano y humanizado si cabe, en estos días en los que tanto lo necesita.

No quiero dejar pasar la oportunidad para trasladaros también mi confianza en el potencial de nuestra comunidad, y especialmente en el sector de innovación en salud, para superar esta coyuntura actual y progresar hacia avances económicos (pero,¿de qué habla esta señora por Dios).

Un afectuoso saludo(quite, quite, pesada),

Mª Jesús Montero Cuadrado
Consejera de Salud
Junta de Andalucía

Yo creo que cerrar fulminantemente esta publicación ayudaría a reducir el déficit público, así como su coche oficial, sus móviles de última generación y otros etcéteras que no puedo seguir enumerando sin tomar antes algún antiemético potente.

jueves, junio 24

Enfermeras/os y ¿viceversa?

La condición llamémosla vocacional –odio este término, pero no encuentro otra manera mejor de decirlo- de nuestra profesión ha propiciado su avance profesional en gran medida, pero por otro lado tiende a enquistar cualquier avance en el terreno laboral.

La consideración de que el enfermo merece todo sacrificio por parte de la enfermera propicia cada día infinidad de situaciones que nos meten de lleno en la sumisión laboral. Asumir el trabajo de compañeros no sustituidos, aumento de ratios, excesos de jornadas, etc. son claros ejemplos de ello y son un instrumento diario de la forma abusiva de gestión de personal de nuestros hospitales. Y una vuelta más de tuerca de la escasa consideración laboral de nuestros gestores y políticos por nuestra labor ha sido el recorte de nuestras ya inapropiadas retribuciones este mes, y una nueva manifestación de nuestra capacidad de aguantar todo lo que nos echen es la inexistente oposición mostrada por nuestro colectivo.

¿Acaso también está relacionado esto con lo que llamé antes condición vocacional o hay algo más detrás? ¿Puede que el hecho de que nuestro colectivo esté compuesto históricamente por mujeres tenga algo que ver?

viernes, mayo 28

¿Dónde está el Colegio? (II)

Hala, pues ya sabemos donde está y, sobre todo, cómo respira. Este buen hombre al que suelo llamar familiarmente donMázimo ha encargado una encuesta vía web con una empresa del ramo que buenos 'duros' le habrá costado a los indefensos colegiados, encaminada a conocer su opinión sobre el tijeretazo. Como si para eso hiciera falta una encuesta. Vaya manera vergonzosa de derrochar el dinero de las cuotas colegiales.
A esta organización, que cada vez tiene más tintes políticos/politizados, sólo le faltaría que tuviera una vinculación personal con la empresa contratada absurdamente para el despropósito. Por si alguna vez salta el escándalo yo propongo llamarlo el caso Krankenschwester y apostaría a que cuando se publique el resultado de la susodicha encuesta, éste no resultará demasiado desfavorable al gobierno tijeretas, lo cual le proporcionará a HerrMaximum una coartada para no mover ni un dedo en contra de él.

miércoles, mayo 19

¿Dónde está el Colegio?

Yo desde luego que no espero demasiado de usted, donMázimo, pero creo que los miles de enfermeros colegiados merecen saber qué postura, aparte de la recurrente de genuflexión, adoptará su organización ante el tijeretazo. Se viene oyendo que en Andalucía, doñaMariajezú nos va a crujir la nómina con un 7,5% de recorte.¿Sabe ya usted algo al respecto?¿O acaso no le interesa demasiado ya que usted no sufrirá recortes?.


El presidente de la OCENF gestionando al más alto nivel

lunes, mayo 10

Sanidad universal

La movida del fin de semana ha constituido todo un clásico. Tener dinero y utilizar la medicina privada son dos conceptos que van siempre unidos así como acudir al SNS cuando la cosa se pone feíta. Y esto es lo que ha pasado este sábado con el señor Borbón, al que llaman con grandilocuencia y genuflexiones, ‘Majestad’, así con mayúsculas.

Pues bien, resulta que el señor ‘Majestad’ tenía que ir a quirófano con dos pulmones pero no se sabía con cuántos iba a salir de él y es por lo que se decidió, sabiamente, hacerlo en un sitio con garantías de sobrevivir a estos avatares postquirúrgicos de conexiones a ventilación mecánica y protocolos de destete en pacientes con un solo pulmón de setenta años y ennegrecido por el tabaco.

La parte que queda como incógnita es por qué en Barcelona, o sea, en el CatSalut y no en el Servicio Madrileño de Salud, ya que como es bien conocido por todos la casa del señor ‘Majestad’ cae más cerca de cualquiera de sus 32 hospitales que del Clìnic. Lo mismo es que ha oído hablar de la Condesa de Murillo, que atiende por señora Aguirre, y no se fía, o lo mismo es mucho especular.

En cualquier caso hemos tenido que esperar hasta este lunes para escuchar que algún periodista serio –a los chuflas sólo se les ha visto babear- haya hecho mención al hecho de que el señor ‘Majestad’ confíe en el SNS y lo utilice. Sin haber nacido en España, sin estar empadronado, sin cotizar a la S.S. y sin pagar impuestos.





jueves, abril 29

Docencia, por caridad

Érase una vez una escuela de enfermería que pertenecía orgánicamente a un viejo hospital público de una pequeña ciudad de provincias. Celadores, administrativos, enfermeras y médicos lo llevaban para adelante organizando la docencia la gran universidad de una provincia lejana. Las prácticas de los alumnos eran dirigidas por las mismas enfermeras-profesoras que delegaban en sus compañeras del hospital la tutela y el aprendizaje de aquellos.

Pero la pequeña ciudad creció tanto que llegó a tener su propia universidad que terminó engullendo orgánicamente a la vieja escuela de enfermería, y así las enfermeras-profesoras se convirtieron en Señoras Profesoras y dejaron de ir al hospital.

-¿Qué hacer ahora con los alumnos y sus prácticas?-, se preguntaban preocupadísimas por las aulas y pasillos.

Pero los sabios de la nueva universidad eran tan listos que lo arreglaron rápidamente. Redactaron largos textos que pocos conocieron y menos aún entendieron de forma que todo siguiera como antes en apariencia. Las enfermeras del hospital, a las que llamaron amebas por tener que desdoblarse y trabajar por dos, se encargarían de adiestrar a los alumnos trabajando con ellos ‘a pie de cama’, ya que estaban allí. Pero, claro, algo fallaba y es que aquellas amebas no eran ‘nadie’ para enseñar pues no pertenecían a la universidad, y fue entonces cuando los sabios reunieron a un grupo de amebas avejentadas, huy perdón, aventajadas y las entronizaron como Profesoras Asociadas-Clínicas a las que pagaron 30 monedas de plata pero sin tener que enseñar nada, que ya para eso estaban las gratuitas amebas.

Y así lo vinieron haciendo año tras año sin que las amebas supieran de los textos redactados ni de las monedas de plata pagadas. Y año tras año los alumnos de la escuela aprendieron, pagando sus monedas de plata también, en unas prácticas que las amebas les daban por caridad.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.


Nota del bloguero. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.


martes, abril 27

Cuidados post mortem

Yo lo llamaría mejor ‘técnica’ pues llamar cuidados a algo que no está encaminado a procurar la salud del paciente me resulta chocante. Y referente a esta técnica parece que no hay demasiado consenso, por lo menos entre mis compañeros y en algunas webs que he revisado, sobre qué y cómo hacer esta técnica. Desde amortajar al difunto tal y cómo está – con la sábana de abajo usada dejando vías, sonda vesical y pañal usado- hasta asearlo y vestirlo antes de amortajarlo con sábana limpia –antes de haber retirado catéteres y sondas- hay toda una gama de soluciones intermedias a la medida de cada profesional. En cualquier caso, todo terminará en un sudario de plástico etiquetado ‘Made in China’, y aclaro que esto último, que puede parecer frívolo, se ajusta totalmente a la realidad, por lo menos a la mía.

A mí me resulta realmente irrelevante desde el punto de vista estrictamente profesional cómo vaya pertrechada una persona muerta que sólo mostrará al exterior su rostro, y a aquellas compañeras más preocupadas por este asunto no he podido sacarles ningún argumento en favor de sus particulares modus operandi, tan sólo juicios de valor en contra de las formas menos primorosas con frases como “no me parece respetuoso”, “a mí no me gusta así” o “esto no es cristiano”.

Desde luego que se hace un flaco favor a una profesión introduciendo elementos radicalmente ajenos a ella como pueden ser, en este caso, subjetivos, religiosos o de cosmética funeraria, perdiendo de vista cual es la función de una enfermera en este momento y que consiste, estrictamente, en preparar el cadáver para su traslado al mortuorio. Otras consideraciones adyacentes caen, creo, en el terreno de otras profesiones.


miércoles, abril 21

Gradua2

La Organización Colegial se ha apresurado a montar un dispositivo académico para que tod@s podamos graduarnos con ‘facilidad’. Todo muy moderno, desde el nombrecito con que lo han bautizado –Proyecto Gradua2- hasta la forma de ejecución –semipresencial-. Todo ello en ‘connivencia’ con la recurrente Universidad Complutense que proporcionará un tribunal que evaluará de cinco en cinco, han leído bien, de cinco en cinco, a las enfermeras que defenderán un plan de cuidados común. Una especie de performance que pondrá el broche de oro de modernidad a todo el invento. Quien quiera alucinar con detalle puede hacerlo en esa publicación de nombre poco acertado y estilo autocomplaciente -en los contenidos- y arcaico -en las formas- conocida como Enfermería Facultativa (nº 133, febrero 2010).

Debe tener algo de bueno tal iniciativa cuando el sindicato mayoritario de enfermería, sí, ése en cuyas siglas podemos aún leer la troglodítica denominación de la profesión -SATSE-, ha elaborado una suerte de ‘frequently asked questions’ imprimida en formato póster, todo él manufacturado por la corte de liberados de la sección sindical de mi hospital, encaminado a desmitificar el grado pero, sobre todo, a hacer hincapié en lo absurdo de nivelar nuestra actual titulación a la de Grado. Un dardo envenenado dirigido al Colegio pero, eso sí, sin nombrarlo para nada, que les sobra clase a ellos. Procuraré publicar próximamente el documento porque no tiene desperdicio.

Digo yo que algo malo habremos hecho l@s enfermer@s para merecernos estos representantes que ante un asunto como éste empiezan a ‘moñearse’, como siempre, aunque sea por lo finolis.


sábado, abril 3

¿Por qué no te callas?

DonMázimo es que no para, vamos, que se ha ha convertido en el rey del botafumeiro y el inciensario oficiales. Deje por favor de tocarle la campanilla a DoñaMariajezú y doñaTriniá, por favor, sobre todo en nombre de quienes usted no representa en absoluto.
Ahora quiere ponernos a trabajar más y peor y quién sabe dónde. Porque ¿qué querrá decir eso de "El Consejo General de Enfermería ha ofrecido todo su apoyo al Gobierno y las comunidades autónomas tras las medidas acordadas en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) para reducir el gasto aunque las considera "insuficientes" y demandan una reorganización de los recursos asistenciales y del personal sanitario, al que se destina el 70 por ciento del total del presupuesto sanitario"?. Miedo me das, donMázimo, así que no tengo más remedio que decirte que

¿Por qué no te callas?

domingo, marzo 21

Mi jefa recorta mis retribuciones

Así es, y cada año será más. Me ha metido en su despacho y, como al resto de compañeros, ha procedido, sin que yo se lo haya pedido ni me apetezca, a explicarme su particular percepción de mí como profesional. Hay que aclarar que de sus siete horas de jornada laboral dedica tan sólo unos minutos al día a visitar la unidad pues su apretada agenda de reuniones y llamadas de móvil le impiden estar más tiempo, por lo que sus percepciones del personal se basan en lo que le cuenten sus topos y/o lugartenientes en la unidad. Y según esto soy un enfermero bastante aceptable pues me evalúa con sobresaliente pero, ay, que como no hago cursos en mis horas de descanso laboral pues me rebaja la nota a un notable bajo.
Este año la evaluación arbitraria de las supervisoras será un 20% del total de productividad pero la tendencia es que llegará al 40% en breve, por lo que casi la mitad de estas retribuciones estará en manos de estas señoras y señores. Y tal como se ve, con este complemento no se trata de premiar sino de castigar a quienes, como yo, no hagan cursos -da igual de qué traten, el caso es hacerlos- en horas de descanso.
Tan sólo añadir que las empresas tienen obligación de formar a sus trabajadores en horario laboral.


jueves, marzo 4

Testamento Vital

Érase una vez un abuelete de ochenta y pico de años aquejado de un linfoma no Hopkins desde hacía varios. La enfermedad no le había tratado mal del todo pero había desarrollado una adenopatía faríngea de tal tamaño que le estaba comprometiendo la vía aérea, motivo por el cual ingresó en el hospital. La 'papa' sólo tenía un tratamiento paliativo con quimioterapia sin garantía ninguna de éxito y mientras tanto precisaría de una traqueostomía para aguantar hasta el fin del tratamiento. Ante tal perspectiva nuestro abuelete decidió, en plenas facultades mentales, que no quería verse en ese escenario de agujero en la garganta, soltando mocos sin parar, sin hablar y soportando el enésimo ciclo de quimioterapia, para al final morirse igualmente. Y así se lo hizo saber a los señores facultativos.
Pero a espaldas de él, éstos acordaron con los hijos de este pobre abuelete que cuando llegara el momento y perdiera la conciencia por hipoxia procederían a traqueotomizarlo. Y así pasó.
Un buen día, se despertó sin habla, respirando por un agujero en el cuello, con un cable clavado en la ingle y muy decepcionado. Y cansado, muy cansado. Al mes siguiente le administraron la quimioterapia a partir de la cual cayó su salud en picado y una noche murió en su cama de hospital, en silencio, sin darse cuenta sus hijos.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Y yo me pregunto ahora qué validez tendrá un testamento vital, que no es más que un papel, cuando la voluntad de alguien que la está expresando antes de morir es despreciada de esta manera.

miércoles, febrero 24

¿Licenciatura o Grado?

Verdaderamente que no se puede tolerar que el presidente de la OCE, donMázimo, se autoerija en presidente de los enfermeros españoles. Y sin ninguna consideración para los no colegiados, que en Andalucía son muchos y muy a su pesar, lo hace una y otra vez en su revista propagandística e inexplicablemente llamada Enfermería Facultativa. El 'número' de enero -entrecomillo porque realmente es un número...de circo- es toda una muestra de joyas megaloenfermeras casi monográfico sobre el título de Grado, al que llama decenas de veces 'Licenciatura' para liar más al personal.

"En 2014, todos los enfermeros licenciados" (Titular de la portada)

"La OCE facilitará el acceso a la licenciatura".

"Para conseguir el nivel de retribución A1 (...) es imprescindible el título de grado".

"Trabajo muchísimo y no sé cuando voy a poder matricularme, pero tengo claro que sí quiero conseguir mi título de licenciado por dignidad profesional y humana" (E. Tapias, enfermero de hospital).

lunes, febrero 15

Jefes y viceversa

El ecológico 6 es el turno que nos toca sufrir a muchas amebas epsilonas del SAS, que consiste en trabajar dos días de mañana, dos de tarde, dos de noche y descansar cuatro - lo de cuatro es un decir, pues el primero de ellos es el saliente de la última noche-.
Estaba yo desayunando plácidamente en mi segundo descanso -el mejor, pues es el primero que se disfruta realmente y el más lejano a la primera mañana de trabajo-, cuando me llama mi supervisora para ver si podría trabajar esa tarde a cambio de un descanso en otro día sin determinar, pues "no tenía a nadie para cubrir una ausencia". Hay tres subclases de amebas epsilonas, una de ellas iría de buen grado de cara a la galería y a regañadientes en petit comité; otras pondrían alguna manida excusa del tipo "no tengo con quien dejar al niño"; y una última subclase muy minoritaria le respondería que vaya ella a cubrir ausencias alguna vez, que también es enfermera de la unidad, hombre ya.

Yo pertenecía a este tercer grupo de amebas impertinentes pero con el tiempo he aprendido a no crearme demasiados enemigos por la alturas innecesariamente, así que le respondí con voz trémula que "no me venía bien", eso sí, sin dar más explicaciones, que uno tiene aún si dignidad. Con ello se consigue transmitir que no me da la gana de interrumpir mis descansos sin nada a cambio -igual que las jefas, vaya-, a la vez que quedar bien formalmente. No sé si he creado una nueva subclase de amebas o es la misma que la segunda. Qué lío.

miércoles, febrero 10

Tirar la toalla

Saber cuándo hay que parar y dejar que la gente muera dignamente es algo que muchos profesionales de la salud no tiene claro. Peor aún, hay quienes creen que no hay un límite y 'mientras haya vida hay esperanza', desagradable sofisma argumentado por un nutrido grupo de ellos.
He encontrado este corto, nominado a los Goya, que trata el tema en clave de humor y me ha parecido realmente muy útil para hacernos recordar lo más importante de todo esto: el paciente.

lunes, febrero 1

Sintiéndola próxima.

Las siete de la mañana, la hora de activarse tras la larga noche de timbres de llamada. Preparándolo todo para las numerosas analíticas recordó con fastidio la actitud de encarnizamiento terapéutico adoptada con aquel paciente terminal al que habían estado durante la noche aumentando dopamina, midiendo PVC e infundiendo expansores alargando absurdamente la agonía del paciente y el sufrimiento de la familia. Tras seis horas en gasping aquel pobre hombre falleció.
De camino para otra habitación, con la bandeja llena de tubos y jeringas, comenzó a oír lamentos y sollozos pero al ver que otra compañera los atendía siguió su ruta de extracciones. El joven reposaba sobre la cama, despierto por los llantos que provenían de la habitación contigua y, al verle entrar con la bandeja, le acercó, como cada mañana, el extremo del catéter de Hickman para ayudar en la extracción. Cuando terminaba, lo miró para devolverle la sonrisa con la que cada mañana le recibía el joven paciente, encontrándose esta vez con la mirada de pánico del muchacho atemorizado por los lamentos del duelo cercano.
Mientras repartía la sangre pensó que aquella expresión, la de un joven que siente cercana la muerte era de las cosas más terribles que había vivido en todos sus años de profesión. Y de las que nunca podría borrar de su mente.

jueves, enero 21

El hito y el mito ( II )

El número de diciembre Enfermería Facultativa -y distribuido en enero- es todo una apoteosis prescriptivo-enfermera. Podrían extraerse 'perlas megaloenfermeras' suficientes como para un collar pero como no quiero aburrir demasiado voy tan sólo a comentar aquello que viene a apostillar el post de ayer.
La Organización Colegial rebosa euforia durante toda la revista con este asunto pero yo lo veo con los pies más sobre el suelo, o más bien, con los pies a 'pie de cama'. En resumen, los enfermeros a día de hoy podremos prescribir tan sólo aquellos medicamentos para los que no hace falta prescripción médica, o sea, lo que cualquier ciudadano puede comprar sin receta en la farmacia. En AP esto se traducirá en que la receta para el 'descuento' la haremos las enfermeras, y en hospitales esto se traducirá en nada en absoluto. Un alto precio creo que vamos a pagar por la cacareada cobertura legal que nos da el decretito.
La parte presuntamente interesante viene sobre la posibilidad de poder prescribir medicamentos sujetos a prescripción médica para lo cual está todo en suspenso ya que esto se hará efectivo "mediante la aplicación de protocolos acordados por las organizaciones colegiales y validados por al Agencia de Calidad del SNS y para el desarrollo de este apartado se establece que el Ministerio de Sanidad, con la participación de las organizaciones colegiales de médicos y enfermeros, acreditará a los enfermeros para las actuaciones previstas en este artículo". Ni dice si serán todos los enfermeros ni cuándo será todo esto, ni claro está a qué clase de acuerdo llegaremos con el beligerante -en este asunto- colectivo médico.
Y esto enlaza con el post de ayer y las dudas de si todos podremos prescribir. Aunque hay otros compañeros que lo tienen muy claro y si queréis algunos pronósticos pasaros por el blog 'Enfermeros', que no tiene desperdicio.

martes, enero 19

El hito y el mito

Parece ser -hay que ser cautos, visto lo visto- que ya podemos prescribir. Para ser más exactos, algunos de nosotros podemos prescribir pues no todos somos dignos de la elevada tarea de liberar a otros colectivos del 'receteo' cuasi burocrático. Al menos eso se desprende de las perlas que van soltando los mandos intermedios del hospital en cuanto a quiénes serán los formados/elegidos para poder arrancar talones del talonario, que no seremos todos pues por 'motivos organizativos' -este término no bien explicado- sólo podrán hacerlo las supervisoras y las enfermeras teniente-alcalde, como yo llamo cariñosamente a las compañeras de mañanas fijas.
Y hasta aquí puedo leer pues estamos hablando de sólo palabras que no sabemos con exactitud en qué quedarán. Ya habrá tiempo de despacharse a gusto.


viernes, enero 8

H1N1, ¿y ahora, qué?

Yo creía que el escándalo saltaría más tarde, quizás el año que viene pero la cosa tiene que ser bastante gorda cuando no se está esperando ni siquiera a que termine el periodo presuntamente pandémico. Me explico, o mejor, léanlo ustedes mismos.

"La iniciativa, que será debatida en la próxima asamblea parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo, señala que las farmacéuticas "han influenciado a los científicos y organismos oficiales" para alarmar a los gobiernos con vistas a promover sus vacunas y medicamentos contra la nueva gripe.
Las autoridades "han expuesto la salud de millones de personas a los peligros de efectos secundarios desconocidos y vacunas no lo suficientemente probadas", reza el documento firmado por 14 parlamentarios, accesible a través de la página del Consejo de Europa.
Por ello, solicitan "investigaciones inmediatas sobre las consecuencias tanto a nivel nacional como europeo".
Bruselas "está al corriente de la iniciativa, y en contacto con el Consejo y con la Organización Mundial de la Salud (OMS)", afirmó hoy la portavoz de Sanidad de la CE, Nina Papadoulaki, en rueda de prensa.
"Estamos intentando encontrar más información sobre el tema", añadió Papadoulaki.
La portavoz no quiso pronunciarse sobre la postura de la Comisión Europea acerca de la investigación, y dijo que será el Consejo de Europa -una organización que agrupa a países de dentro y fuera de la UE- el que decidirá si llevarla a cabo o no "en función de los datos disponibles".
Asimismo, recalcó que la Comisión "ha trabajado estrechamente con la OMS y con estados miembros para afrontar la pandemia", e insistió en que "no hay motivos de preocupación" sobre la seguridad de la vacuna. EFE."

domingo, enero 3

Mórfico y Midazolam, por favor.

El FEA, facultativo especialista de área, acudió al hospital enfurruñado por tener que dejar la fiesta familiar de Navidad en lo mejor, pero no tuvo más remedio, que para eso estaba cobrando la guardia localizada. Tratar de sedar al paciente terminal a base de bolus a demanda no había convencido a la familia que, indignada y apesadumbrada, pedía que el paciente dejara de sufrir.
La enfermera había tenido que llamarlo varias veces ante la presión familiar y había tenido que oir de él exabruptos relacionados con lo "cansados" que estaban los familiares y con su "prisa" porque se muriera el enfermo. Pero, claro al entrar en la habitación la mise en scene iba a ser otra, con la abochornada enfermera como testigo.
Allí se soltó el discurso del coma urémico, del coma hipercápnico, de que su enfermedad no estaba peor pero lástima de aquella neumonía tan grave, de que el enfermo no sentía nada -a pesar de los gemidos y manoteos- y de que lo único que haría una perfusión sería adelantar un proceso natural que iba a llegar inevitablemente. Y, claro, a eso no estaba 'éticamente' dispuesto.
Ante esta postura la familia pidió la intervención del Jefe de la Guardia, que nada pudo o quiso hacer y en el siglo XXI, en un hospital andaluz, un paciente terminal tuvo que morirse sin sedación, de manera 'natural, porque así lo decidió la particular deontología de un FEA molesto por haber sido interrumpido en su cena de Nochebuena. Hasta para morirse hay que tener suerte.

(Cualquier parecido con la realidad es pura casualidad)