lunes, julio 13

Demasiado poco pasa.

Hechos luctuosos como el de hoy con el pequeño Rayán sucederán, seguramente más veces de las que salen en la prensa, pero claro este niño era ya famoso y por tanto había un seguimiento previo.
En este blog hemos denunciado varias veces la gestión economicista y sin criterio profesional que existe en los hospitales públicos y que puede originar desgracias personales como la que nos ocupa, empeñados en que cualquier enfermera recién titulada vale para todo.
Hoy tan sólo quiero manifestar mi malestar por todo lo sucedido y resaltar que ha habido dos enfermeras suspendidas fulminantemente y, sin embargo, no hay ningún mando cesado fulminantemente. Ni siquiera ningún mando cuestionado. Y todo, no lo olvidemos, por querer ahorrar de donde no se debe. Sin comentarios.

No hay comentarios: