domingo, junio 14

Protocolo de verano.

Un año más, un verano más, nuestra unidad de hospitalización cerrará durante dos meses. Nuevamente, la dirección de enfermería tiene ante sí la oportunidad de gestionar al personal con imaginación y criterio profesional o, por el contrario, con cicatería y mirando únicamente el euro, como es corriente en ella. En realidad se trata sólo de gestionar el personal que les 'sobra' durante un mes ya que el otro estaría de vacaciones.
Ese mes que no hay trabajo se podría destinar al personal a tareas que durante el año se hacen mal, demasiado rápido o simplemente no se hacen.
  • Revisar la estructura de la unidad y efectuar cambios que faciliten el trabajo.
  • Actualizar protocolos clínicos, planes de cuidados y demás documentación.
  • Realizar cursos de formación en horas de trabajo, como marca la ley.
  • Realizar sesiones de enfermería.
  • Supervisar los enfermos de la especialidad repartidos por el hospital formando y ayudando a las compañeras no expertas en su manejo.

De este modo, conseguiría tener al personal motivado mejorando su formación y utilizándolo como un recurso profesional de primer orden, repercutiendo directamente en la calidad asistencial.

Desgraciadamente, lo que hará como siempre es utilizarnos como sustitutos de las vacaciones de otros compañeros sin respetar necesariamente cuadrantes ni preferencias personales para elegir nuevo destino, ni tan siquiera respetar un tiempo prudente de antelación para decirnos cuándo y dónde estaremos en verano, tratándonos como simples peones de brega, como si el hospital fuese una línea de montaje. Eso sí, ahorrando muchos euros en contratación de RRHH que luego repercutirá en su productividad.

jueves, junio 4

Más 'joyas' publicadas

"(...) el XV Certamen de Investigación en Enfermería (...) cuyas deliberaciones se resolvieron dejando desierto el primer premio a la vez que concedía un accésit (...) al trabajo relacionado con los 'Cuidados de enfermería ante el piercing: Un nuevo reto'. Ensayo que recogió el autor entre los aplausos de los asistentes."(Documentos de enfermería. Abril, 2009).

"Proyecto de la UE para estudiar el déficit de enfermeros. (...) y cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros para frenar el déficit de profesionales de enfermería, según informa el Ministerio de Sanidad." (Enfermería Facultativa, Mayo 2009).

"Desde estas páginas felicitamos al nuevo presidente de la JA, José A. Griñán. (...) que mantiene como Consejera de Salud a Mª Jesús Montero, a la que igualmente felicitamos en la esperanza de llegar al cumplimiento de los temas pendientes con la enfermería andaluza". (Enfermería Facultativa, Mayo 2009).

"El Colegio celebra con gran éxito el Día de San Juan de Dios". (Enfermería Facultativa, Mayo 2009).

martes, junio 2

Ratio

Ante la ingente cantidad de reclamaciones presentadas por escrito por el enfermero, la preocupada subdirectora lo llamó a su despacho. Tras las presentaciones y prolegómenos se escucharon muchas lindezas.

- La dirección no entiende el sentido de tantas reclamaciones porque no cubrimos los permisos maternales de una hora de tu compañera.
- Pues están bien descritos en los mismos.
- Ya, pero es que tienes que asumir las ausencias como el resto de tus compañeros.
- Entonces, que pasa con el ratio enfermera-paciente.
- Es variable en función de los criterios de esta dirección y por eso has de asumirlo.
- Si el trabajo doble lo asumo, lo que no asumo es estar de acuerdo con ese criterio y por eso reclamo que se cubran.
- Pues que sepas que no sirve de nada.
- De algo servirá cuando me ha citado a su despacho.
- Sí, pero es para decirte que si no asumes los permisos es que no estás capacitado para hacer tu trabajo.
- Eso, si es tan amable, me lo da por escrito.
- Bueno, pues entonces le denegaremos el permiso maternal a tu compañera.
- No creo que ella se deje, pero puede intentarlo.

Lamentablemente, esta pequeña dramatización no es ciencia ficción queridas amebas, sino que fue pura realidad.

lunes, junio 1

Cruzar camas

Esta expresión ha sobrevivido al antiguo hospital, hoy derruido. Allí las habitaciones eran de dos, cuatro y hasta de seis camas y tenían la capacidad suficiente para cruzar una más, lo que quería decir meterla atravesada a los pies de las demás. Hoy pasa algo parecido que consiste en meter dos camas en habitaciones diseñadas para una sola y aunque no esté cruzada geométricamente sí que lo está conceptualmente.
La cosa queda de tal manera que los enfermos pueden darse la mano para saludarse, las mesillas casi no pueden abrirse, la ropa de pacientes y familiares han de compartir un solo ropero y la deambulación del personal es misión imposible.
Y hasta aquí lo anecdótico. Ahora, lo de juzgado de guardia.
  • El llamador del timbre cae en medio de las dos camas, con lo que ninguno de los pacientes llega adecuadamente a él.
  • La toma de oxígeno llega bien a uno de ellos mientras que al otro hay que poner hasta tres alargaderas a veces.
  • El uso de la única lámpara ha de ser consensuado por los dos.
  • La toma de vacío queda casi detrás de una de las camas dificultándose su acceso.
  • No hay cortinilla entre las camas no existiendo intimidad.
  • Todo esto ocurre durante los periodos que la dirección denomina de alta frecuentación no tomando medidas para evitarlo. El problema es que este periodo dura de octubre a abril.

Todo esto no tendría su gracia si no dijéramos que en el hospital hay una unidad de hospitalización cerrada en un 80% y que podría resolver decentemente la alta frecuentación. Pero, claro, eso saldría algo más caro que apiñar pacientes y familiares.