domingo, mayo 24

El título DUE ha muerto: viva el Grado

A punto de bolonizar la Enfermería como estamos ya, quiero rendir homenaje al sistema que va ser éxitus en breve con este post de agradecimientos, a modo de los grandes libros científicos, dedicado a aquello que tanto me impactó en mi formación universitaria y que tan utilísimo me ha sido en mi trabajo diario.
  • A los Talleres de Metodología donde jugamos durante 100 horas lectivas a diseñar absurdos modelos de Enfermería.
  • A la Campana de Gauss, a la Chi cuadrado y a la T de Student, que tanto Paracetamol me hicieron tomar.
  • A las profesoras masterizadas en la Escuela Andaluza de Salud Pública, auténticas musas del currículum etéreo.
  • A la NANDA, al NIC y al NOC, a la bim-bom-bam.
  • A los exámenes de Salud Pública, en los que el problema principal no era responder a las preguntas, no, sino entender qué diantres preguntaban.
  • A los trabajos en grupo, como en el instituto. Sin comentarios.
  • A los profesionales que nos tutelaron gratis las prácticas a pesar de que las pagabamos bien caras.
  • A los profesores asociados clínicos de prácticas por habernos dejado verles la cara en las dos ocasiones por las que, según ellos, les pagaban.
  • Al mayor número de créditos, con diferencia, dedicados a la Atención Primaria cuando la inmensa mayoría trabaja en Hospitalaria.
  • A la inexistente participación de los alumnos en la elaboración del plan de estudios.

Pido disculpas por olvidos u omisiones, que seguro que habrá muchos, de aquellos que habrán merecido estar, y no están, en esta lista.

Joyas megaloenfermeras

La primera joya megaloenfermera que expongo hoy la encontré en mi correo en forma de post de SEEI-list. En poco menos de dos renglones introduce dos conceptos de Enfermería a simple vista contradictorios, así que dejo a vuestro criterio el evaluarlo debidamente.
"Respecto a los cuidados de enfermeria, lo que son, lo que dejan de ser, lo que deberian ser...ahi te dejo lo que dice la OMS sobre delegacion de funciones ".
¿En qué quedamos?¿Cuidados de Enfermería o Tareas Delegadas?¿Qué hacemos con todos los tomos NANDA-NIC-NOC?

La segunda joya es de bastantes quilates también. Pertenece a uno de los blogs que sigo y del que dejo el enlace pues no puedo resumir ya que no tiene desperdicio. Habla del presunto perfil de los mandos intermedios y está bien rebonito todo él. Para reír si no fuera porque dan ganas de llorar.

jueves, mayo 14

Aterrizaje de emergencia

Muchos años en la alta gestión, muchos años siendo evidencia científica viva del Principio de Peter-Ruiseñor y de pronto, de hoy para mañana, de vuelta a la Enfermería de base. Eso es lo que tiene ostentar un puesto de libre designación por el que no tuviste que demostrar ningún mérito especial, y es que de la misma manera el puesto se puede convertir en libre destitución.
No quisiera verme en tu pellejo ahora, teniendo que mirar desde el mismo nivel a la cara a aquellos, que son mayoría, que no veían la hora en que esto pasara. Y tener que pasar por un reciclaje que es más bien una reconstrucción empezando casi de cero, ayudado por quienes padecieron durante años tu gestión tan "peculiar".
Te tenías reservado un cómodo puesto en AP, como no podría ser de otra forma, que eso del hospital queda para las amebas epsilonas y no para alguien que se ha dejado la piel, como tú, en la desagradable tarea de ajustar presupuesto.
Cuando paseas por el centro de salud pareces el director, como antes, con la bata entreabierta sobre la ropa de calle pero con un único elemento nuevo, el fonendo colgado del cuello a modo de fular, como hacen algunos enfermeros inseguros de su profesionalidad.

sábado, mayo 9

Motivos justificados

Los empleados del SAS tenemos varios días libres anuales denominados de libre disposición contemplados en el Estatuto. El lector ingenuo entiende al principio que quien dispone líbremente de esos días es el empleado, errando estrepitosamente en su interpretación de la norma pues la hermenéutica de nuestros sabios mandos intermedios hospitalarios es totalmente contraria a esto. Es decir, que es la organización quien tiene el derecho a la libre disposición, vamos, algo así como el refrán de el hombre propone y Dios dispone. Uno pide y ellos deniegan casi siempre a no ser que tengamos un motivo justificado, que aunque no es necesario legalmente sí que ayuda bastante. A veces, claro.
En un pais aconfesional como el nuestro siguen primando indecentemente las excusas litúrgicas para conceder o denegar estos días, siendo garantía de permiso concedido, verbi gratia, la Primera Comunión, y de especial consideración organizativa la Semana Santa, la Navidad y la romería de El Rocío (guapa, guapa y guapa...y bonita, bonita, bonita). Ains, es todo tan sacro y tan lleno de espiritualidad que, ciertamente, me da un poco de rubor criticar esta actitud tan beatífica y llena de buena voluntad de nuestra administración pero es que, claro, para alguien comprometido con la aconfesionalidad que ve denegadas sistemáticamente sus solicitudes carentes de justificación espiritual resulta altamente frustrante este criterio resolutorio, sobre todo cuando estos permisos ora pro nobis no se cubren y somos los pringaos injustificados quienes tenemos que trabajar doble transformándonos en amebas, una vez más. ¿Es para provocar edema escrotal o no?.
Y claro, como las solicitudes no contienen ningún apartado para señalar el motivo de la solicitud, ya que teóricamente no se necesita, el personal echa mano de la imaginación escribiendo en márgenes, pies de página, incluso entre renglones, la celebración eucarística a la que necesita imperiosamente asistir.
Amén.

viernes, mayo 8

Hálito

Después de nueve horas de turno de noche comienza el sprint final de sacar sangre. Son las siete de la mañana, o más bien de la madrugada diría yo por el mal cuerpo que tiene uno en esos momentos, y ha llegado el momento de despertar a aquellos agraciados con el premio Aguja En La Flexura y condecorarlos debidamente. Así que entramos bandeja en mano, encendemos la luz de cabecera y damos los buenos días (¿?). En ese momento el educado paciente, que había mantenido su boquita cerrada durante toda la noche, la abre para responder al saludo en voz baja para no despertar al compañero de habitación.
- Buenos díaaaas-, exhala dejándose caer en la "a".
Bruscamente nuestro olfato nos alerta de un ataque químico-biológico pero ya es demasiado tarde, nos hemos agachado a palpar el brazo y nuestra cara se encuentra tan sólo a 20 centímetros de aquella suerte de cloaca con dos labios y algunos dientes. No nos queda otra salida que tirar de la técnica para no vomitar ni desmayarnos en la habitación y tirar p´alante finalizando la extracción. Nos despedimos educadamente del paciente esta vez con la precaución de hacerlo con una separación de seguridad para esquivar el nuevo ataque mortal.
- Hasta mañanaaaa-, dispara de nuevo el paciente con su arma de destrucción masiva.