viernes, abril 24

Atrezo enfermero (1).

El atrezo es el conjunto de útiles usados en el teatro. Los hospitales no son ningún teatro, es verdad, sin embargo abunda bastante atrezo en general, y enfermero en particular, por lo menos en mi hospital. Es mi intención denunciar tan inútil gasto presupuestario que luego se escatima en cosas realmente necesarias, como los RRHH.
Veamos el primero. En la cabecera de las camas había unos portafolios de metacrilato cuando volví de las vacaciones que pensé que eran para identificar a los pacientes. Como el tiempo pasaba y nadie sabía para qué eran aquellos artilugios exactamente, empezaron a llenarse de santos, inmaculadas y sagrados corazones por doquier, que incluso perduraban de un paciente a otro. Al cabo de unos meses, una jefa de bloque nos explicó cartulina en mano que eran para meterla dentro exponiéndose el nombre de la enfermera de referencia, que es aquella autodesignada responsable de los cuidados de enfermería personalizados para dicho paciente. Además, a la hora de introducir la cartulina en el atrezo deberíamos declamar una absurda frase de presentación explicativa para aclarar al paciente lo que significa esta función teatral.
Esta buena señora mayor, sí, la jefa de bloque, se quedó tan pancha con el montaje de la función, ahora que nosotros nos echamos unas risas cuando hizo mutis por el foro que todavía nos dura. Porque vamos, pretender semejante esperpento con un turno rotatorio trabajando a destajo y casi por tareas, donde los cuidados de enfermería se dan con calidad y dignidad pero, desgraciadamente, sin DdE ni plan de cuidados y sin NIC-NOC, me parece de todo menos serio.
Al final ella cumple objetivos de productividad repartiendo atrezo, los pacientes siguen metiendo el santoral católico y nosotros seguimos trabajando como mulas.

2 comentarios:

Descalza dijo...

Yo es que creía que era para las estampitas y fotos de la gente, por si el paciente se quedaba mucho tiempo ingresao... vamos, es que es pa eso para lo que se está utilizando,

Florencio Ruiseñor dijo...

Normal, el paciente llega, coloca su ropa en el armario, los dientes postizos en el cajón de la mesilla y los dibujos infantiles de los nietos en el metacrilato. Bueno, por lo menos tiene utilidad. Jejeje.