jueves, febrero 19

¿Cuándo hay que morir?

Mujer, 87 años, insuficiencia cardiaca descompensada, disnea, oligoanuria, taquicardia, agitación, desorientación. Cuando mi compañera y yo acudimos a la habitación y la valoramos, coincidimos en que la abuelita estaba queriendo despedirse de este mundo, así que avisamos al médico de guardia para aliviarle el trance. La joven residente prescribió sin dudar morfina a demanda en perfusión y la abuelita se tranquilizó y comenzó a respirar bien a la media hora. Pero cometió un error: comentarle el caso a su adjunta. Ésta, con el lema de "mientras haya vida hay esperanza" se puso manos a la obra. Dopamina, Amiodarona, Furosemida y recortar Morfina. La abuelita lleva dos días ya agonizando, apagándose lentamente, la diuresis para abajo y el carbónico para arriba...hasta que las drogas vasoactivas la dejen acabar.
¿Por qué no tendremos todos la misma capacidad de reconocer el final cuando está llegando?¿Cual es la esperanza que la adjunta buscaba para la abuelita?

2 comentarios:

Dorotea dijo...

Te seguiré, prometido, me gustas, me encantas....
Cansada me encuentro ya, a mi edad, de hacer ver a cierto sector galeno de que nos tenemos que morir, me dicen que tiro la toalla pronto a lo que pregunto: ¿qué harías si fuera tu madre?

Florencio Ruiseñor dijo...

Ese cierto sector, independientemente de su fundamentalismo ideológico, no trata personas sino órganos o sistemas. Lo de holístico ni les suena, aparte de la actitud de soberbia que sostienen con esa actitud.
Gracias por los piropos.