miércoles, agosto 9

Tutores clínicos: la nueva engañifa.

Que las alumnas de Enfermería de las escuelas públicas andaluzas hacen sus prácticas clínicas en centros del SAS no es ninguna noticia.
Que dichas prácticas son 'tutorizadas' oficialmente por enfermeras-fijas-de-mañana y/o supervisoras, a las cuales se les reconoce un determinado número de horas de docencia universitaria y una sustanciosa retribución de unos 300€ mensuales, también es de común conocimiento.
Y que la práctica clínica que aprenden los alumnos está ajena a todo lo anterior y que está organizada por la mejor o peor -depende- intención de las enfermeras asistenciales es un hecho sangrante e injusto que afecta tanto a profesionales como alumnas. Y desde hace décadas.

Para maquillar un poco esta situación chapucera y tercermundista, la universidad que le toca sufrir a mi área sanitaria ha ofertado unos microcursos de tutor clínico a las enfermeras asistenciales que las capacitará como formadoras ante las alumnas, reconociéndoles un todavía indeterminado número de horas de formación, que no de docencia universitaria. De retribución, como no podría ser de otra forma, no se habla nada, que eso de hablar de dinero es poco estiloso en nuestra profesión.

Corolario: las enfermeras siguen igual, haciendo el trabajo de campo, y los laureles llevándoselo crudo las de siempre.



viernes, mayo 26

Ensayo clínico y una posdata humanizada






La publicación de este tuit de la revista ENE me hizo recordar mis tiempos de enfermero uciero de pro, con relación a un estudio que se desarrolló en mi unidad y en el que se trataba de conocer la relación coste/efectividad del Midazolam vs Propofol en pacientes conectados a ventilación mecánica.
Para empezar nadie informó a las enfermeras de la intención de tal estudio ni mucho menos se les solicitó su colaboración. Resultó que un día llegamos a la 8 de la mañana y nos encontramos que cada vez que había que intubar a un paciente se abría un sobre donde ponía con qué se le iba a sedar y se nos obligaba a contar todo el material y medicación que se usaba desde que se intubaba hasta la extubación. Aquello fue, en serio, una pesadilla para enfermería, que colaboró a las trágalas con el estudio para que el Jefe del "equipo multidisciplinar" se apuntara las condecoraciones correspondientes.

Eran los 90´s y yo era joven. También me van a coger hoy para algo así.

PD. En esos años sacabamos a pasear por el jardín a pacientes conectados a CPAP por traqueostomía y difíciles de destetar de la VM y con baja autoestima y tendencia a la depresión. En aquella época no había hashtags #HUCI, ni falta que hacían. Enfermería ha humanizado siempre sin necesidad del 2.0.